Ciudadano Champi

champi-esperando-dueno-reina-sofia-1_g

¡Vaya semanita! Ciudadanos, el matarife de la corrupción, el espadachín implacable, resulta que también tiene trapos que esconder. Más pequeños o más grandes (el tamaño sí importa), pero los tiene. Iglesias, en su racionalismo pedagógico (que afán de la izquierda por la pedagogía), nos viene a decir que Otegui no es tan malo. El PP saca otra vez el calendario y nos da nuevas fechas para la apertura del aeropuerto de Corvera. Y el PSOE, el PSOE no sé qué dice. Si alguien lo entiende, que me lo explique.

Mientras tanto, Champi, un perro sin pedigrí, casi sin nada, así como a manchas, espera con el hocico pegado a las puertas cristalinas del hospital Reina Sofía a ver si sale su dueño. Que mira que entró con dolores. Pero ahí espera, Champi.

Y me vuelve a prometer el consejero que lo de Corvera está hecho, y me da otra vez las mismas fechas, pero cambiadas de año. Y yo, que no soy analista político, que trabajo de repartidor, ahí, con mi moto partiéndome la cara día a día, cada vez me creo menos. Porque yo, no sé si lo he dicho, soy Cayo, Cayetano Cuerva. Y sí, me interesa el aeropuerto. Pero mucho, mucho. Y no porque tenga preparadas las maletas, que ya quisiera, sino porque tengo un amigo que tiene un amigo cuya prima asegura que una cafetería será suya (que tiene un amigo). Y lo mejor, la jornada sería de ocho horas. ¡¡Ocho horas!! Si es que hasta me da igual cobrar menos de los 600 euros que me dan ahora. ¡Ocho horas! ¡Qué pasada!

Pero me disperso… se me va la cabeza. Si al fin y al cabo quería hablar de Champi, que yo también me hice una foto con él, en un reparto, lo típico, que sabes que el perro espera a su dueño, que pasas por el hospital, y que dices por qué no…

Lo que ocurrió es que me llegó la alerta del guasap de que habían destituido a uno de los hombres fuertes de Ciudadanos en la Región. Que sí, que sí, que hay facturas endosadas a todos cuando son del partido (matarifes de la corrupción, espadachines implacables…). Pero eso no sorprende, ¿a quién va a sorprender a estas alturas esto?

Sorprende que entre los adalides de la anticorrupción el tal Mario Gómez dice que no se va de su puesto de concejal hasta que no se aclare esto. Y a mí me da la risa. Lo he oído tantas veces. Pero, ¿no erais vosotros las manos limpias de España? Manos limpias… otro lapsus, ya digo que no sé dónde tengo la cabeza…

Y me da la lágrima floja cuando vuelvo a pasar por el Reina Sofía, y paro para saludar al Champi… pero me dicen que no, que se lo llevaron, por culpa de los de la perrera, que molestaba… y aprieto el puño de la moto pensando en qué entendemos por molestar, hasta dónde tenemos que tragar…, traga gasolina, traga, no pienses, aprieta el puño… que dentro de nada llega de nuevo la fiesta de la democracia. Traga, traga, traga,… y aprieta el puño

2 comentarios en “Ciudadano Champi

  1. Antes de asegurar que el perro está en la perrera informese bien el chico que fue a por el perro el viernes fui yo, soy de una protectora y fui a ofrecer una casa de acogida al hijo del dueño.

    1. El perro nunca pisó la perrera. Fue la amenaza/advertencia de que podría acabar allí si seguía en la calle lo que llevó a los dueños a dejarlo en casa e impedirle acercarse al hospital, según la información facilitada desde el mismo entorno de la mascota. Pero evidentemente, nunca ha llegado a la perrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *