Todos los artículos de: miguellajarin

Los estudiantes quieren un Estatuto con sus derechos y deberes

Las jornadas “Diálogo por derecho” han reunido a estudiantes de enseñanzas medias y artes que han debatido y trabajado en la redacción de derechos y deberes que recogerá un Estatuto del estudiante con calidad de real decreto.

Estudiantes de CANAE con diputados durante las jornadas Diálogo por derecho, en Salamanca.

La residencia universitaria Hernán Cortés de Salamanca ha bajado la media de edad de sus huéspedes durante los seis días que han durado las jornadas “Diálogo por Derecho” de la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes CANAE. Al evento han asistido estudiantes de diversas comunidades autónomas que estudian ESO, FP y bachillerato. También han asistido estudiantes de música de la Federación Nacional de Estudiantes de Música -FNESMÚSICA- y algunos universitarios que participan en la Confederación estudiantil.

En conjunto han formado un equipo de 40 jóvenes que quieren empoderarse, decidir sobre su educación y participación en la sociedad y, por supuesto, lograr que el “Estatuto del estudiante no universitario” sea una realidad.

CANAE ha organizado estas jornadas para que estudiantes compartan reflexiones con organizaciones que defienden los derechos de la infancia como Amnistía Internacional y UNICEF, organizaciones de la comunidad educativa como CEAPA y Escuelas Católicas y también con diputados de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos.

“Es necesario el Estatuto para que seamos conscientes de nuestros derechos y deberes. Para actuar libremente. No creo que podamos actuar con libertad sin tener uso de toda la información”, declaraba Ángela García, estudiante de Requena, Valencia. La estudiante valenciana aseguraba también que “muchas veces son aceptadas situaciones injustas por falta de una base legal que nos proteja como estudiantes y que nos haga saber también nuestros deberes para asumir las consecuencias de nuestras acciones”.

Entre los aspectos que aspira la Confederación de estudiantes CANAE a regular como derechos se encuentran el derecho a una orientación personal y profesional de calidad, el derecho a recibir ayuda para la participación estudiantil y el acceso a las TIC e Internet, entre otros.

Antonio León Garre: “Mis compañeros me eligieron candidato a alcalde sin preguntarme si quería”

“Mi ambición política termina en el término municipal” / “No me da miedo hablar sobre la provincia de Cartagena” / “Es bueno que los partidos independientes tengan representación en la Asamblea Regional”.

Antonio León en su despacho en el Ayuntamiento.

Antonio León Garre (Torre-Pacheco, 1969) no es un político habitual. En 2015 sus compañeros del Partido Independiente lo nombraron candidato a alcalde de Torre-Pacheco y en marzo de 2017 algunos periodistas lo postularon candidato a presidente de la Región de Murcia. ¡Y las dos cosas sin preguntarle si quería! Es alcalde desde noviembre de 2015 -cuando presentó una moción de censura junto con socialistas y Ganar Torre-Pacheco contra el PP de Fina Marín-. Está casado y no tiene hijos. En esta entrevista el regidor pachequero está dispuesto a resolver las dudas que han surgido en torno a su carrera política y mostrar el lado humano de la política. Muestra seriedad y mira inquieto, con sus ojos azules. Unos ojos que siempre te miran cuando  responde a las preguntas.

Toda la vida ha vivido en Torre-Pacheco, de donde es también su familia. Antonio León recuerda su infancia como una etapa feliz en la que jugaba al fútbol en el colegio. “De pequeño yo creo que era un niño un poco más pequeño que ahora aunque, la verdad, sigo siéndolo”, bromea entre risas. Con la construcción del velódromo en Torre-Pacheco se aficionó al ciclismo y comenta que llegó a estar federado en ciclismo y atletismo mientras estudiaba.

De sus profesores asegura que aprendió muchos de sus valores, incluida la participación que le ha llevado a dedicarle varios años a la política local. El edil pachequero considera que no es lo mismo la política local que a nivel regional y nacional: “A la local no podemos llamarle política. Es simplemente un trabajo, un compromiso”. Esta visión del municipalismo le llevó a participar en el Partido Independiente de Torre-Pacheco, un partido que él mismo define como “el partido para los que no tenemos ninguna otra ambición que supere el ámbito local”. También destaca la independencia de su agrupación al decidir esta su programa local y la elección de candidatos. “No tenemos que pedirle permiso a ningún directivo regional o nacional”.

Antonio León continúa hablando tranquilamente. Reconoce que hace tiempo que no sabe qué le gusta hacer en su tiempo libre porque no tiene. “Ahora mismo mi dedicación es exclusiva a la alcaldía. ¡Creo que 8 días a la semana, 30 horas al día!”. Lo que más echa de menos es dormir, asegura.

Sus principales valores.

“Creo que tener principios es importantísimo: hay que ser coherente. Un defecto que no soporto es el cinismo: enseguida me tira para atrás”. Explica que a la gente se le puede perdonar unas cosas y otras, pero, lo que es la hipocresía y el cinismo, no los soporta. “Cuando hay personas así, intento eludirlas. Pero por otro lado, valoro muchísimo la coherencia, la lealtad con los principios y con las ideas y el compañerismo”. El alcalde pachequero asegura que es posible el compañerismo en la política y que su gobierno es un claro ejemplo: “En mi gobierno todos somos el equipo y, aunque cada uno tenga su concejalía o su delegación, todo es transversal. ¡Y funciona!”, termina exclamando.

Firma del pacto de gobierno entre el PITP y el PSOE y acuerdo de moción de censura.

Aunque es feliz de alcalde, reconoce que la política tiene sus sinsabores y que en la docencia sus alumnos le “respondían mejor” que la oposición. “Es más difícil ser político que docente porque de docente continuamente te sientes satisfecho con la labor que estás haciendo. Los alumnos responden unánimemente”. En la misma línea explica su relación con PP, Cs e IU. Reconoce que no se lleva mal con nadie, pero admite que “los concejales del PP piensan que esa moción de censura les ha quitado algo que ellos creían que les pertenecía y no les ha sentado bien”.

Su futuro en política.

En abril varios periodistas como Fernando Vera -periodista de Torre-Pacheco y portavoz socialista en el Ayuntamiento entre 2011 y 2015- postularon a León Garre como posible candidato a la presidencia de la Comunidad autónoma. Sería líder de una posible coalición con Movimiento Ciudadano de Cartagena y otros grupos locales en el caso de que hubiera elecciones anticipadas. Esta información la desmintió tras hacerse eco los medios de comunicación. Vuelve a reiterar “en ningún momento mostré esa disposición”.

En cambio, reconoce que el Partido Independiente mantiene muy buenas relaciones con el resto de partidos independientes de la Región. También afirma que podría volver a optar a las elecciones regionales en coalición. “Yo no digo que no: es bueno que los partidos independientes también tengan representación en la Asamblea Regional. ”Pero no depende de mí ser el candidato. Eso son otras instancias las que tienen que elegir sus representantes”, declara.

La duda ahora es si será candidato en 2019 si se lo proponen en una asamblea de los partidos de Fuente Álamo, de Cartagena, Torre-Pacheco, entre otros. Ante la pregunta, se queda pensando la respuesta unos segundos, algo que no ha hecho en anteriores preguntas. “Creo que no porque ahora mismo mi papel está en Torre-Pacheco. Nuestro compromiso es con el término municipal de Torre-Pacheco y yo creo que a esos niveles hay personas muchísimo más preparadas que yo. Creo que mi ambición política termina en el término municipal”.

En principio, descarta la Asamblea Regional pero está dispuesto a repetir como alcalde. “Estoy al servicio de mi partido”, aunque que repita como alcalde depende tanto de los ciudadanos como de su agrupación independiente, asegura. “Hace dos años el Partido Independiente decidió que fuera yo sin preguntármelo y acepté. Lógicamente, yo no quiero condicionar ninguna decisión dentro de dos años”.

El debate de la biprovincialidad.

Reunión en La Unión en la que se inician las conversaciones para crear la Comarca del Campo de Cartagena.

En la comarca del Campo de Cartagena se vuelve a reivindicar la biprovincialidad y Antonio León no rechaza esta propuesta. “Soy un alcalde al que no le da miedo hablar sobre ello. Yo no digo que esté a favor de la provincia o en contra; pero sí quiero saber los pros y los contras. Para ello, debe abrirse un debate en el cual se pongan sobre la mesa todas esas ventajas de la creación de la provincia y sus inconvenientes”.

El regidor pachequero asegura que cuando estén todos los datos se sabrá si es conveniente que exista la provincia que uniría a los municipios del Campo de Cartagena y del Mar Menor. “Es una cuestión que perfectamente se puede debatir porque hay que pensar que Cartagena es trimilenaria. Ha sido capital de una provincia en el Imperio romano que era tan grande como media España. Además, es provincia marítima y capital del departamento marítimo del Mediterráneo. También es sede de la Diócesis”. León Garre asegura que ahora mismo se están haciendo estudios y análisis no solo políticos y geográficos, sino también sociológicos y económicos. “Porque al final hay que ver si resulta económicamente viable. Después de todo ese debate riguroso, serio, tranquilo, estaremos en condiciones de decir qué es lo mejor para la Región de Murcia, para la comarca y para Torre-Pacheco”, declara.

– ¿Como alcalde le han ofrecido sobres?

– ¡Pues no! (echa a reír). No, nadie ha venido a ofrecerme sobres. Yo creo que nadie lo ha hecho porque me conocen. Saben que si eso se produjera, lógicamente, estarían pinchando en hueso. Uno está aquí porque sirve a su pueblo, porque quiere a su pueblo. De hecho, yo estoy ahora mismo sacrificándome económicamente. Para mí es un sacrificio porque ser alcalde es menos rentable económicamente que cuando me dedicaba a mi profesión -arquitecto- y a la docencia. O sea, tengo muy claro por lo que estoy en la alcaldía de Torre-Pacheco: para servir a mis ciudadanos. Eso la gente lo sabe.

– ¿No hay puertas giratorias en Torre-Pacheco?

– No, no. ¡Qué va! Yo tengo muy claro a dónde volveré. De hecho, me están esperando. Tengo mi plaza en el instituto politécnico y cuando termine volveré a mi trabajo. Como cualquier ciudadano que se dedica a la política no como profesión, sino como compromiso personal. Los políticos deberían ser gente que tenga su vida resuelta y que, en un momento de esa vida, haga un paréntesis para dedicarse a la política y luego vuelva a su puesto.

Antonio León no ha recibido “sobres” y “la cigüeña” tampoco ha recibido cartas de él: no tiene hijos; aunque sí, sobrinos con los que está muy contento. “No sé si quiero ser padre. Sí soy tito y padrino y me siento muy orgulloso de mis sobrinos y mis ahijados. Creo que con ellos tengo mi necesidad cubierta”, se sincera.

Para terminar hace balance de su vida para encontrar un momento que le haya marcado, que le haya hecho cambiar la manera de afrontar la vida. Tras reflexionar, encuentra la enfermedad terminal que le diagnosticaron a su madre, Catalina. “Posiblemente me hizo cambiar las formas de ver las cosas. Antes las veía más a largo plazo y después de esa mala experiencia, me hizo disfrutar más las cosas a corto plazo. Hay que pensar más en el día a día porque al final el futuro es una sucesión de días”. Se le quiebra la voz por la emoción al recordarlo y la tristeza se ve reflejada en el mar azul que tiene por iris. “Es la persona que más echo de menos. Mi madre se fue antes de lo que le tocaba”.

Recordando a su madre termina la entrevista. La sencillez y seriedad que le caracterizan le han dado el relevo a las emociones.

El blog de Miguel Lajarín abre con “Medio periodista”

Miguel Lajarín alega en favor del periodismo.

El estudiante de Periodismo tendrá un blog dentro de La Opinión de Murcia.

“Medio periodista”

La Facultad de Comunicación y Documentación de la Universidad de Murcia ofrece 70 plazas cada año para el grado en Periodismo, que se estudia en el Campus de Espinardo.

Hace dos años yo era uno de los 70 estudiantes que todos los años eligen el grado en Periodismo en la UMU. Sí, uno de esos jóvenes que empezó la educación secundaria sabiendo que su vocación era la comunicación. También acabé segundo de bachillerato teniendo aún más claro que quería ser periodista. Ese último curso en el instituto lo pasé deseando poner fin a tantos trabajos y exámenes. De hecho, quería afrontar la selectividad como un reto del que solo quería una cosa: nota suficiente para entrar a Periodismo en Murcia. Sin darme cuenta, la prueba de acceso a la universidad me había llevado al grado en Periodismo en las primeras listas de julio. ¡Ya me podía declarar proyecto de periodista!

Los abuelos dicen que el tiempo pasa sin darte cuenta y tienen razón. De repente tengo la mitad del grado terminado -120 créditos aprobados- y me puedo declarar “medio periodista”.

Tras dos años en la universidad estoy más convencido de lo necesario que es el periodismo, la libertad de prensa y el derecho a estar informado para mantener una democracia de calidad. También es imprescindible para visibilizar los colectivos minoritarios favoreciendo su inclusión en la sociedad. Y por supuesto, es fundamental para hacer llegar la cultura y la buena gente de nuestra comunidad autónoma a todos los lugares. Además, como toda actividad económica, el periodismo genera riqueza, empleo y, en consecuencia, es importante.

No cabe duda de que este último se ha visto afectado por la crisis económica y que, en las empresas de comunicación, tiene varios factores como la caída de la inversión publicitaria, la irrupción de medios digitales que captan a buena parte de la audiencia, fragmentándola, y la cultura de “lo gratis”.

En cambio, no podemos olvidar que los medios tienen más lectores que nunca gracias a Internet.  Por ejemplo, La Opinión de Murcia ya supera los cien mil lectores diarios. Tampoco podemos obviar que los medios han recuperado poder de influencia entre los ciudadanos al llegar a más lectores. Más aún en momentos como los que vivimos en los que hay una gran demanda de información política y económica ante la crisis política -fin del bipartidismo, irrupción de movimientos civiles, pérdida de credibilidad de las instituciones-, el aumento de casos de corrupción y la desigualdad económica que ha generado la crisis. Por no mencionar la irrupción de nuevas oportunidades, las nuevas amenazas económicas y los nuevos mercados ante la globalización y los acuerdos de la Unión Europea con otras economías mundiales.

Por todo ello, hoy soy medio periodista y dentro de dos años quiero ser periodista. Para poder informarle sobre la actualidad política, económica, social y cultural. Mientras tanto, le doy la bienvenida a mi blog personal, bienvenido al “Blog de Miguel Lajarín”