Así se gestiona la comunicación en las Fuerzas Armadas

El Colegio de Periodistas analiza la comunicación del Ministerio de Defensa con su responsable

Cartel de las II Jornadas Nacionales de Comunicación y Defensa y conferencia del responsable de la Oficina de la Comunicación del Ministerio de Defensa, el teniente coronel Manuel Carlos Rodríguez.

Las dos caras de una misma España. Eso estaba viendo mientras removía el plato de sopa de marisco que estaba comiendo. Con tanta cucharada para un lado y otro, la sopa estaba revuelta. España, también. ¿Puede haber más contraste?, seguía reflexionando mientras saboreaba el segundo plato, un solomillo fantástico.

Mientras se votaba la ruptura de la convivencia entre vecinos de un mismo país, mientras se votaba la Declaración Unilateral de Independencia en el Parlamento catalán, los participantes de las Jornadas del Colegio de Periodistas estaban comiendo junto a militares y periodistas en el comedor del cuartel de la Brigada Paracaidista de Javalí Nuevo.

El contraste era evidente. En la televisión veían a políticos que se saltaban las leyes en una Cataluña rota y sin un apoyo suficiente como para declarar una Independencia. Pero a la izquierda, tenían a personas que dedicaban su vida a defender a todos los españoles, incluso con sus vidas; además de hacer misiones de paz cuando no hay guerras. También tenían los asistentes al lado a grandes periodistas que se dedicaban a informar, no a desinformar ni a producir propaganda.

Sin duda, dos caras de un mismo país. Las II Jornadas Nacionales de Comunicación y Defensa habían decidido terminar con una comida de convivencia entre militares de los tres ejércitos y periodistas. Sin duda, una comida especial pero que, para muchos, se quedará en la memoria para siempre por coincidir con un evento de tal trascendencia. Y, por supuesto, recordarán cada una de las conferencias y mesas redondas de los dos días.

Las jornadas se consolidan

La Región de Murcia siempre ha sentido cerca a las Fuerzas Armadas por tener varias bases militares y el Colegio de Periodistas ha sabido aprovechar ese interés. Sin duda, la conclusión más repetida durante las II Jornadas Nacionales de Comunicación y Defensa ha sido la generalización del arraigo a las FFAA entre los murcianos. Unas jornadas de ámbito estatal que se han celebrado en la Región de Murcia un año más. Este año, tuvieron lugar los días 26 y 27 de octubre en la ciudad de Murcia y en la base militar de Javalí Nuevo de la Brigada Paracaidista.

Ponentes: “Murcia tiene gran arraigo a las Fuerzas Armadas Españolas porque siempre ha sido una región con gran presencia militar”

Pero estas jornadas no son tan nuevas. El Colegio de Periodistas ha consolidado unas jornadas anuales que empezaron en 2013. Su primera dimensión fue a nivel regional y analizaron las Fuerzas Armadas y la presencia militar en la Región de Murcia. En cambio, desde hace dos años han saltado al panorama nacional con ponentes de gran relevancia como Antonio Pampliega, Chema Gil, responsables de la comunicación de empresas de armamento o altos cargos del Ministerio de Defensa. Nuevamente han completado su aforo y han causado interés entre estudiantes de Periodismo de la Universidad de Murcia y de la UCAM.

La gestión de la comunicación en las Fuerzas Armadas

Las Fuerzas Armadas constituyen una institución con una imagen propia y puede causar distanciamiento entre la ciudadanía ante la falta de información sobre su actividad y sus proyectos actuales.

Además, la autonomía del Ejército y la falta de transparencia en su gestión interna conlleva para muchos periodistas y ciudadanos la siguiente pregunta: ¿Es posible una buena relación entre periodistas y Fuerzas Armadas?

Para conseguir una buena relación y para gestionar la coordinación de la comunicación en el Ministerio de Defensa existe desde 2012 una Oficina de la Comunicación que depende del propio gabinete del Ministro de Defensa. A su mando se encuentra el teniente coronel Manuel Carlos Rodríguez González, quien lleva 20 años dedicados a la comunicación en las FFAA y defendiendo que los militares, como parte de la sociedad, no son más que los bomberos o la Policía.

Manuel Carlos Rodríguez: “Somos una parte de la sociedad con costumbres menos normales, pero nada más. Las FFAA no somos más que el cuerpo de bomberos”

La Oficina de la Comunicación dirige la comunicación de todas las FFAA y coordina la estructura de la comunicación de cuarteles generales, mandos y unidades de las Fuerzas Armadas. Además, hay oficinas regionales y por mandos intermedios entre las unidades y la oficina nacional. Entre otras razones porque la comunicación sobre Defensa está más presente en medios locales y regionales que en medios nacionales. “Es como si Carrefour o Cepsa tuvieran un responsable de comunicación en cada tienda. Sabemos la importancia que tiene la información y eso supone todo un reto de coordinación. Es un gran esfuerzo”, explica Rodríguez González mientras analiza la presencia de oficinas de comunicación en todas las unidades locales.

El responsable de la Oficina de la Comunicación del Ministerio de Defensa tiene claro que deben contextualizar sus acciones y aumentar la presencia en los medios de comunicación de masas. “Hay que colaborar para que se conozca, se sepa y entienda que hacen las Fuerzas Armadas y en qué se gasta el dinero el Ministerio de Defensa”. Asegura que están en una situación buena y que los ciudadanos se interesan por las FFAA.

En cambio, Rodríguez conoce bien que, a simple vista, “parece que militares y periodistas tienen intereses distintos” como declaró en las II Jornadas Nacionales de Comunicación y Defensa. “Existe la imagen de que los militares guardamos la información y, por otro lado, están los periodistas que intentan contarlo todo”.

El teniente coronel también reconoce que lo que dice un militar “da a entender que lo dice toda la institución” por ir uniformado. Por ello su interés por cuidar las comunicaciones externas e internas. También con los políticos. “En las FFAA y Defensa la comunicación de la Administración no deben divergir, sino combinarse. Lo político no debe afectar a lo administrativo”, reafirma.

Manuel Carlos Rodríguez: “Tenemos mucha más presencia en medios regionales y locales. Suele ser una información amable”

Sin duda, en la comunicación de las Fuerzas Armadas se aprecia un cambio de concepto. El propio responsable de la comunicación del Ministerio asegura que han dejado solo de publicar cuando había una petición para informar y comunicar constantemente.

Además, ahora ofrecen productos informativos elaborados. Es decir, vídeos listos para publicar. “Antes sería impensable que un medio publicase un vídeo no hecho por él. Sería una intromisión. Ahora lo agradecen”, asegura Manuel Carlos Rodríguez.

También presentes en redes sociales

Las Fuerzas Armadas también están presentes en las redes sociales. Desde hace unos años cuentan con perfil en las principales redes como Facebook, Twitter e Instagram. Además, también comparten contenido en Flickr y Youtube. De todas ellas, Twitter es la red más valorada por el teniente coronel.

Perfil de Twitter del Ministerio de Defensa

“Twitter es el principal soporte que complementa nuestras notas de prensa y vídeos. Pero un Telediario tiene más peso: lo que sale en él va a misa”, reconoce. Aún así en Twitter hay comunicaciones que tienen mucho éxito, sobre todo, en el 12 de octubre. Este año los accidentes de avión en los que fallecieron militares y el hashtag #OrgullososdeserEspañoles han tenido gran impacto.

El protocolo, autónomo

Por otro lado, en el Ministerio se separa la prensa del protocolo dentro de la comunicación en las Fuerzas Armadas. Desde el área de prensa se atiende a medios de comunicación y se gestiona la página web y las redes sociales. “El encargado de colocar a las autoridades no debe ser también el que se encargue de que la actividad salga en los medios de comunicación”, mantiene Manuel Carlos Rodríguez.

Por último, entre los retos a los que se enfrenta la comunicación en las Fuerzas Armadas, Rodríguez destaca la falta de personas especializadas en Comunicación y la necesidad de asesoramiento ante decisiones que pueden tener consecuencias en la comunicación como elaborar desmentidos. El teniente coronel explica que “la institución puede convertirse en altavoz de lo que quiere desmentir”. Algo contraproducente y que supone un riesgo para las FFAA.