La palabra del PSOE

Miércoles, 1 de Marzo de 2017

El pasado domingo vi en el programa de Ana Pastor en La Sexta el factcheck que aplicó a Pedro Antonio Sánchez a cuenta del número de denuncias reales con que el PSOE lo ha ´castigado´ ya desde su etapa de alcalde de Puerto Lumbreras. Tanto el presidente murciano como todo el alto staff del PP vienen proclamando que los socialistas lo han acosado insistentemente con denuncias que finalmente eran archivadas, y las contabilizan, según los portavoces, en quince, dieciséis e incluso diecisiete. La lógica a que quieren llevar con estos datos es que la denuncia que le afecta en este momento, relativa al caso Auditorio, es una más, con tan falso fundamento como todas las anteriores. Pues bien, el equipo de redacción del programa de Pastor fue descartando las denuncias electorales, los contenciosos administrativos y los recursos sobre recursos que se anotan como denuncias originales, y concluyó que en realidad el PSOE sólo había denunciado a PAS en siete ocasiones, no en doce, ni quince ni diecisiete. Por tanto, la ´maquina de la verdad´ proclamó que el PP miente. En efecto, el PP miente.

Pero también miente el PSOE. Porque su líder regional, González Tovar, y otros portavoces han insistido en las últimas fechas en que las denuncias se reducen a dos, «una de ellas la que está viva», y en otras ocasiones han dicho que eran tres. Según El Objetivo de La Sexta, que los socialistas tanto difunden en redes sociales, en realidad el total de denuncias se queda en siete. Ni quince ni dos, sino siete. Por tanto, miente el PP cuando exagera la cifra y mezcla churras con merinas, y miente el PSOE cuando reduce al mínimo el número de sus iniciativas ante la fiscalía o los juzgados. Mienten todos. Sabemos la razón por la que miente el PP (para reducir el efecto de la ´denuncia viva´ que ahora lleva a mal traer a PAS), pero desconocemos lo que obliga al PSOE a mentir, ya que no tendría que ser reprochable que denunciara lo que, en cada momento, le pareciera bien denunciar. Es más: Tovar ha denunciado a PAS por decir éste que el PSOE lo denuncia demasiado, lo cual da prueba de la inteligencia política del líder socialista, pues al hacer esto suma una denuncia más cuando pretende exponer que lo suyo no es la denuncia sistemática.

Es como la apelación al cumplimiento de la palabra dada. Tovar insiste en que PAS debiera dimitir para cumplir con lo que anunció que haría si resultara imputado. Hasta ahí, correcto. Sólo que esta demanda la puede expresar cualquiera (ciudadanos, faceboukeros, editorialistas, dirigentes de Ciudadanos y de Podemos, mediopensionistas…) menos el PSOE, pues este partido no es precisamente el ejemplo de coherencia en este aspecto. Hicieron una campaña electoral en la que prometieron que jamás permitirían un Gobierno de Rajoy, y ya se ve lo que hicieron con los votos que a tal fin le fueron prestados. PAS no cumple con la palabra dada, pero tiene pelendengues que sea el PSOE, carente por completo de autoridad moral por no hacerse responsable del firme contrato con sus votantes, el que se lo reproche.

Leer otros Ángelus: