Primer gran cementerio en Murcia

En el año 1796 y dado el grave problema que estaba suponiendo el enterramiento de personas en parroquias y conventos, el Concejo junto al Cabildo de la Diócesis de Cartagena, decidieron construir el primer gran cementerio que tendría la ciudad de Murcia. Se llamó “Cementerio de Santa María” si bien también se conoció popularmente como el de San José. Hemos encontrado ambas referencias tratándose del mismo recinto. Parece ser que el nombre oficial que le dio la iglesia fue el de Santa María si bien el pueblo le “rebautizó” como el de San José. Se ubicó junto a un almacén de pólvora que tenía la ciudad en el lugar conocido como Puertas de Orihuela (este cementerio para que se ubique el lector estaba donde, hoy en día, se levantan las construcciones del Polígono de la Paz) En aquellos años se cogieron 8 tahúllas de riego, de Ceña propia del Cabildo Catedral que estaban arrendadas a quince pesos por año y eran sembradas de trigo. Lo tasaron todo en su momento y el Cabildo pagó a los arrendadores para echarlos de allí y quedarse de nuevo con los terrenos de huerta para levantar el cementerio. Se concluyeron las obras en el mes de octubre. Su coste total fue de 195.000 reales. El día 28 del citado mes fue bendecido por el Obispo de la Diócesis de Cartagena, Don Francisco Rubín de Celis. La primera misa se dijo el domingo día 30 de octubre. Para la bendición se organizó una solemne procesión desde la Catedral hasta el cementerio que presidía el obispo y en la que participaron todas las parroquias, comunidades religiosas, cofradías y gremios. La misa fue oficiada por el Obispo y predicó en la misma el Racionero don Francisco Gómez de la Torre. El primer entierro que tuvo lugar en este cementerio se celebró el día 2 de noviembre de dicho año 1796 y el fallecido era Francisco Alarcón vecino y natural del actual barrio del Carmen pues, en el acta de enterramiento, se lee: “vecino del otro lado del puente”. El día 3 de noviembre se enterró a la primera mujer Francisca Sánchez que era “de la huerta” (no se precisa más) y también ese día se enterró a un “muchachito de corta edad” (tampoco se especifica nada más) Este cementerio de Murcia estuvo en servicio hasta bien entrado el siglo XIX fecha en la que se quedó pequeño y se construyó el actual de Nuestro Padre Jesús. Donde estuvo este primitivo camposanto de la ciudad, en la actualidad, se levanta el conocido núcleo de viviendas del Polígono de la Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *