Las aguas agresivas, las incrustantes y las corrosivas en el suministro de agua potable

Estamos atravesando una época de gran sequía en toda la zona de influencia, que es abastecida por la Mancomunidad de los Canales de Taibilla.

Por esta circunstancia, los responsables de la misma, han hecho de la necesidad, virtud, y han construido importantes infraestructuras de conducciones, bombeos y depósitos de agua para que el agua producida en las plantas desaladoras de agua de mar, puedan llegar a los abastecimientos de una zona tal, que puede suponer un montante de más de dos millones de personas consumidoras de dicha agua.

Esta operación se ha realizada de tal manera que hay que felicitar a los responsables del Ministerio, de la Confederación y del Taibilla por su excelente estructuración y la consecución de que gracias a ello, los habitantes de estas zonas no estemos sufriendo cortes de agua, tan molestos y tan peligrosos para la salud.

Pero, una vez más, tengo que protestar que prácticamente no se tiene en cuenta, como debiera de hacerse, la calidad del agua de beber. Las tres Instituciones citadas, así como muchos Ayuntamientos no controlan debidamente que el agua ofrecida a los ciudadanos, sea excelente, que lo puede ser. Parece como si no existiera esta preocupación. ¿Han asistido en Murcia a algún debate sobre el agua de beber? Acaso, en los debates de agua, ¿se invita a algún experto en el tema de la calidad del agua del grifo?

Los habitantes de las zonas de Alicante y Murcia, abastecidas por el Taibilla, son los que más dinero gastan en agua mineral y son los que más gastan en esfuerzo físico para transportar las botellas de agua a sus domicilios. Se calcula que más de 100 millones de euros anuales.

Si ha habido algo bueno en la sequía y el consiguiente abastecimiento de agua desalada en los domicilios, es que ya no llega, por ahora, el agua del Trasvase, embrutecida, castigada y muy perjudicada, aunque aún potable, que nos llegaba por el río Segura desde el embalse del Talave. Hoy no voy a entrar en ello, siendo un tema de vital importancia para todos.

Lo que en este artículo quiero poner de manifiesto es que los análisis de agua conocidos, según fuentes de Aguas de Murcia e Hidrogea en muestras tomadas en Murcia y Cartagena, denotan que el índice de Langelier es bastante menor de cero, lo que indica que las aguas desaladas que nos envía el Taibilla, no solo pueden ser agresivas, por lo pueden diluir el carbonato cálcico que recubre las paredes interiores de las tuberías, sino que además, pueden ser corrosivas, lo que trae consigo que pueden atacar el cemento y los metales.

Esto es lo que ya, vecinos de Murcia y de Cartagena, comentan en diversos foros, que les sale agua marrón por los grifos.

Evidentemente ha habido un cambio sustancial. Hasta antes de llegar las aguas desaladas, las aguas que discurrían por el interior de los tubos, depositaban carbonato cálcico, lo que supone una protección al posible ataque por el agua al cemento y a los metales, pero a partir de ahora, si no se trata bien el agua por el Taibilla, sí que lo hará y lo habrá hecho de ser ciertos los datos de los análisis y los comentarios de la población.

Si ponemos un agua de carácter corrosivo en contacto con los citados materiales, no solo los van a atacar, sino que puede que pasen a encontrarse disueltos en el agua transportada que acabará llegando al grifo. Ya pueden pensar qué elementos químicos pueden pasar y que hay que controlar: hierro, cobre, carbonatos, calcio y en casos de tuberías de fibrocemento, también amianto.

Por tanto, hay que ser muy prudentes. Hay que saber cómo tratar el agua que sale de una desaladora para conseguir que el agua no sea ni agresiva, ni corrosiva. Ha de ser incrustante. Hay que prestar más atención.

Viví la experiencia de Las Palmas de Gran Canaria. Allí se instaló la primera desaladora de Europa para producir agua potable. No se remineralizó bien el agua. El resultado fue que durante años se cargaron las uniones metálicas de los tubos de fibrocemento. Aparte de los aspectos sobre la salud, las inversiones necesarias para sustituir las redes han sido y lo son importantísimas.

Lo que me gustaría saber es si los Ayuntamientos de nuestra Región y los de Alicante han mostrado interés por este tema y si están preguntando, aconsejando o haciendo algo para evitar este importante problema.

Por favor, pensemos más en la calidad que en la cantidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *