El nombre de las operaciones

Como investigadores, gente pragmática, terminan por poner un nombre relacionado.  Siempre gira alrededor de tres cosas: el tipo al quien investigan, el delito que persiguen o el lugar donde ocurre.

Hubo hace tiempo una operación contra un grupo que vendía droga en Espinardo y Aljucer. Se les detuvo y se les incautó diverso material. Los policías le dieron la nota informativa al responsable de comunicación del CNP, entonces era Paco Blas. Aquel operativo todavía no había sido bautizado.

-A ver -dijo Paco muy resolutivo- ¿qué le habéis pillado?

-Pues, por ejemplo, setas alucinógenas -dijo uno de la UDYCO.

-Se llamará Operación Chamán -sentenció.

Por aclamación popular, hoy hablamos de cómo los agentes eligen el nombre de las operaciones que llevan a cabo.

Uno de los registros en la Op. Coliseum

No hay un protocolo. Podrían lanzar un moneda la aire y elegir. Incluso bautizarla mientras entregan el atestado una vez ya concluida, como hemos visto en el ejemplo de antes. Pero como investigadores, son gente pragmática, y terminan por poner un nombre relacionado. Siempre gira alrededor de tres cosas: el tipo al quien investigan, el delito que persiguen o el lugar donde ocurre.

Antes, en todo esto decidía mucho ‘el de prensa’. En concreto, el cabo Félix en Guardia Civil, y Paco Blas en Policía Nacional. Éste último explica que el nombre de una operación debe ser “fácil, entendible, discreto y una referencia para las diversas áreas que investigan”, pero remarca que “suele salir del grupo que investiga”.

Hay otras normas no escritas de obligado cumplimiento: sin palabras malsonantes, ni insultos, ni excesivamente identificativas.  Esto último es por pura supervivencia. Si persiguen a Fulano y le ponen Operación Fulano “cualquiera que pueda oír el nombre cuando vamos a por un mandamiento puede dar el aviso”, me resume un agente. Del típico comentario:

-Pues ayer Mengano fue al juzgado a no sé de una operación que se llama como tu cliente, ¿cómo era…?

-¿Fulano?

-Ése

Y ya le dan el agua sin quererlo. En otras ocasiones, traducen un apodo al inglés. Operación Fulanation. Y el susodicho, como no suele no saber idiomas…pues no se da por aludido.

El arresto en Molina el 19 de julio de la operación sin nombre.

A veces, pocas pero las hay, no tienen nombre, como el arresto de unos ladrones vecinos de Molina y Torrevieja con 40 robos a sus espaldas. Y los periodistas no se percatan. En otras muchas ocasiones, un nombre ha generado intensísimos debates en la Redacción para dilucidar su origen.

En contados casos, con suerte y cierta sutilidad, uno puede captar el fino humor de los agentes. Y es en ese momento cuando uno puede meterse en la mente de los investigadores mientras ellos día tras días intentaban localizar al pájaro en cuestión. 

Almacario: arrestan en San Pedro del pinatar a un importante delincuente reclamado por Murcia y Alicante. ¿Cómo apodaban al tipo? Macario.

-Compañeros: dónde vais?

-Al Macario.

Pitón: detención del Karateca. La pitón es una de las serpientes más grandes que hay. Además es constrictora. Mata usando la fuerza. 

Spinakas I y Spinakas II: detención por Guardia Civil de un grupo de ladrones en Bullas. Al líder del grupo le llamaban Popeye ¿Y qué comía el popular personaje marinero de dibujos animados ?, pues sí, espinacas.

Búho: Desarrollada en 2008 y con otros flecos en 2009. Desarticulación del clan denominado Pijetes, dedicados al narcotráfico de cocaína colombiana.  47 fueron al final a juicio, celebrado en 2015. En la primera sesión 44 de los 47 aceptaron los cargos. Se llamó Búho porque es el nombre que la Polícia Nacional da a las unidades suyas de vigilancia (ojos como búhos) en la calle. Se le puso así como reconocimiento.

Cántiga: Desmantelamiento a cargo de la Benemérita de un punto de venta de droga en una calle llamada Alfonso X El Sabio. Las Cantigas de Alfonso X. Tiene musicalidad la elección.

Droga incautada en la Op. Cántiga


Pedanía: detención de Juan Pedro González, el mejor falsificador de Beniaján. Cólo hasta 2 millones en billetes falsos. Un jefazo de Madrid venía a Murcia a seguir la investigación. Hubo que explicarle la geografía murciana, y que Beniaján es una pedanía.

Juan Pedro durante el juicio por falsificación en el que fue condenado a 8 años y medio de cárcel.


Motogopro: nombre no exento de cierta retranca. Detuvieron a dos conductores que se grababas con cámaras GoPro sobre sus motos conduciendo a más de 250 km/h.

Coliseum: 26 detenidos por CNP por narcotráfico de marihuana. 13 registros simultáneos y 70 agentes participantes en una operación colosal.

Soplanucas: Operación llevada a cabo en 2008 por Guardia Civil contra cuatro tipos que robaban por el método cogotero. Las víctimas salen del banco con su dinerico, y estos les siguen el cogote, les soplan en la nuca, les dan el palo rápidamente y huyen.

La lista podría ser infinita. Pero ahora, con cada operación policial, ya tienen ustedes otro misterio que echarse al coleto ¿Por qué azar le habrán puesto ese nombre?

Un comentario en “El nombre de las operaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *