El erotismo de la querella

Dos zanahorias llenas de amor y que se enroscan entre ellas hasta llegar a ser un solo cuerpo han provocado una avalancha de querellas criminales. Se ha librado el apuntaor porque este fin de semana prefirió comprobar el estado del agua del Mar Menor, en lugar de visitar el Salón del Erotismo en el recinto de Ifepa en Torre Pacheco. Ciudadanos del ayuntamiento de Murcia han recogido las quejas de los vecinos que no se sentían cómodos con las vistas del cartel. También porque, según los de naranja, se ha podido incumplir la ley de la publicidad. Si es por esto, bien, pero si es por el malestar de los vecinos ¡bendito sea Dios! ¡Qué manera de perder la vida en charcos! Dos zanahorias pintadas han provocado una querella criminal a el alcalde de Torre Pacheco; al gerente de Ifepa; al alcalde de Murcia y para su estreno, al presidente de la Comunidad Autónoma.  ¿De verdad? ¡Por dos zanahorias! Les juro que cuando lo he leído me han dado ganas de volver a casa y echarme la del borrego. ¡Qué pereza, señores! ¡Qué pereza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *